Materia Mercantil

La aplicación del Derecho Mercantil gira en torno a los denominados actos de comercio o actos de naturaleza mercantil. Estos actos, generadores de derechos y de obligaciones (entre los cuales encontramos la compraventa de bienes y servicios, la expedición o cobro de facturas, la emisión de cheques y demás títulos ejecutivos, la solicitud de un crédito y, en general, cualquier contratación realizada con fines de especulación comercial), al perseguir un lucro lícito y representar la base de la actividad económica de un país, resultan relevantes para el comercio y para la sociedad en general.

Es de explorado conocimiento que toda actividad lucrativa, es decir, aquella donde está en juego el capital de las personas y de las empresas o negocios, no está exenta de problemáticas que, de no atenderse pronta y técnicamente, pueden llegar a convertirse en la pérdida de nuestro patrimonio, de nuestra libertad personal y, en ocasiones, hasta de nuestro futuro. De ahí la necesidad de siempre contar con el asesoramiento de un experto en Derecho Mercantil, no solamente para resolver los conflictos comerciales, sino también para prevenirlos a través de diversas acciones legales que protejan el quehacer económico que habitualmente desarrollamos para circular nuestro capital, más aún cuando nos encontramos emprendiendo o dirigiendo una empresa o negocio con expectativas de éxito a gran escala.

Si usted se encuentra en medio de un conflicto comercial o desea evitarlo para salvaguardar sus recursos económicos y el éxito de su empresa o negocio personal, no dude en consultar a nuestros expertos en materia mercantil, pues en Torres & Contreras Abogados, estamos ciertos de la importancia que para usted tiene su capital económico y por eso le ofrecemos una amplia gama de servicios orientados a brindarle la solución legal que necesita.

En materia mercantil nuestra firma ofrece, entre otros, los siguientes servicios jurídicos:

  • Asesoría jurídica en torno a las acciones legales existentes para proteger, recuperar o hacer producir nuestro capital económico.
  • Elaboración y ejecución de documentos mercantiles tales como: contratos, pagarés, cheques, letras de cambio, facturas, órdenes de servicio, etc.
  • Patrocinio jurídico en procesos ordinarios y especiales de naturaleza mercantil.
  • Patrocinio jurídico en procesos ejecutivos mercantiles.
  • Recuperación de cartera vencida (cobro de deudas).
  • Paquetes de servicios jurídicos profesionales (“igualas”) que se acoplen a las necesidades y expectativas de empresas o negocios.
  • Constitución de Sociedades Mercantiles.